Receta fácil Pastel de merluza y salmón

Pastel de merluza y salmón. Este pastel mejora sustancialmente si se hace de un día para otro. Los sabores se integran y el resultado final es fantástico. Al no estar triturado tiene una textura muy agradable, se encuentra la merluza, el salmón, la gamba… va más allá del clásico pastel liso y sin relieves para el paladar.

Con esta receta, tanto los más grandes como los más pequeños de la casa se animarán a comerlo. Aquí tenéis este pastel de merluza y salmón que, además de ser una delicia, se prepara en un momento. Como podéis apreciar en la fotografía, el aspecto no puede ser más apetecible. En este artículo nosotros haré escribir a una receta sobre Pastel de merluza y salmón , muy fácil porque solo necesito 17 materiales y 8 solo pasos.

Pastel de merluza y salmón

  1. 600 gr – filetes de merluza.
  2. 250 gr – filetes salmón.
  3. 3 – cebollas tiernas, o 1 cebolla y un puerro.
  4. – leche.
  5. – queso parmesano.
  6. – perejil fresco.
  7. – pimentón o añora molida.
  8. 1 hoja – laurel.
  9. 2 – semillas de cardamomo.
  10. – sal y pimienta.
  11. 1 cdts – mostaza de dijon.
  12. – calabaza.
  13. – patata.
  14. – chirivia (opcional).
  15. 1 – yogurt natural desnatado.
  16. – mantequilla.
  17. – nuez moscada.

Podemos emplear para hacerlo el pescado que tengamos por casa. Pero si no tenemos podemos utilizar otros en la misma cantidad. Receta paso a paso para preparar un delicioso pastel de pescado hecho con merluza y salmón, tiene un sabor muy suave pero muy rico. Y se puede comer tanto frí.

Pastel de merluza y salmón step by step

  1. Se pone a hervir en una olla con agua abundante la patata, calabaza y chirivia (se puede poner solamente patata, pero a mí me gusta el toque dulce que le da la calabaza y la chirivia al puré de patata).
  2. Mientras se están hirviendo, se sofrien las cebollas tiernas, después de cortarlas rodajas de media luna y muy finas. También se puede sofreir una mezcla de puerro y cebolla, pero no me quedaban puerros.
  3. Cuando estén blandas las cebollas, se añade la leche, un trocito de mantequilla (opcional), añora molida (o pimientón). sal, pimienta y finalmente los filetes de merluza y salmón. Aunque hayamos pedido en la pescadería lomos sin piel ni espinas, siempre es conveniente repasar con las manos bien limpias para quitar alguna espina traicionera. Sobre todo si tienes hijos porque en mi experiencia si encuentran tan solo una espinita finita, ya tienen la excusa perfecta de no comer mas pescado ;).
  4. Se añaden las semillas de cardamomo y la hoja de laurel, tapa la sartén, y se baja el fuego al mínimo. Se hace el pescado muy lentamente, sin prisas. Y en cuanto esté tierno se le saca de la salsa y se reserva en un plato.
  5. Mientras se está haciendo la merluza y el salmón, se ralla un buen trozo de queso (uso cualquier tipo que tenga a mano, ayer parmesano, otro día será cheddar, de bola semi u otro) y se lava y corta el perejil. Una vez fuera el pescado, se echan ambos ingredientes a la sarten y se mezcla muy bien sobre un fuego moderado hasta que el queso se haya fundido. Se disuelve la maicena en un poquito de leche y se añade para espesar la salsa. Si quita del fuego y se sacan las semillas de cardamomo y la hoja de laurel.
  6. Se pone en una fuente el pescado y la salsa, se mezcla bien..
  7. Se escurren los trozos de patata, calabaza y chirivia y se pisan, bien con una pisadora de patatas, bien con el robot de cocina, con un poco de mantequilla o margarina vegetal, el bote de yogur natural, un pizquito de nuez moscada y una cucharada de mostaza dijon. Se mezcla muy bien todo el puré, se añade sal y pimienta al gusto y se tapa el pescado y salsa con una capa..
  8. Se mete en el horno a 180º durante media hora, terminando con 5 minutos de grill para tostar la parte arriba.

Este es un plato con el que muchos niños que no querían tomar pescado, han aprendido a comerlo: un pastel de merluza y salmón con salsa rosa. Se hornea en un molde al baño María. Un pastel de pescado con merluza y salmón que está buenísimo. Es muy sencillo de preparar, es suave y se puede comer tanto frío como caliente, perfecto también para untar a modo de paté. Es un entrante perfecto para cualquier comida o cena que se precie, además para preparar con anterioridad, yo os lo aconsejo, a falta de calentarlo y. eso es cómo hacer Pastel de merluza y salmón

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *